Por la Pasión de Cristo podemos fácilmente descubrir y creer el gran amor del Padre.
Madre Mercedes de Jesús,  Monja de la Orden de la Inmaculada Concepción.  1935-2004
La Creación




Monasterio de la Inmaculada
y de Santa Beatriz
Monjas Concepcionistas O.I.C.

Calle Virgen 66
13600 Alcázar de San Juan
(Ciudad Real)
España

Telf.: 926 540 009
Llamadas de 9 a 13 h.

Horarios de celebraciones
en el Monasterio

Vísperas:
A las 18.30 h. en verano
A las 17:30 h. en invierno

Eucaristía:
Laborables y festivos
a las 19 h. en verano
y en invierno a las 18 h.

Día 24 de Diciembre a las 24 h.
(Misa de Gallo)






Tiempos Litúrgicos


Fiestas del Tiempo OrdinarioAdvientoNavidadCuaresmaPascua

Fiestas del Tiempo Ordinario


    14 de Septiembre. Exaltación de la Santa Cruz    

La Iglesia exalta hoy el instrumento de la Pasión de Cristo por el que nos es dada la salvación.
Por su Kenosis, el Señor invierte toda la sabiduría humana: Abajándose, es elevado, sufriendo , es glorificado.
El leño de la maldición se convierte en signo del amor redentor.
Salud de los enfermos, luz para los ciegos, la Cruz salva al mundo y abre a todos los que la veneran la puerta del cielo.





    1 de Noviembre. Solemnidad de Todos los Santos    

La Iglesia de la tierra se une al la del cielo en esta Solemnidad de todos los Santos.
Esa multitud de Santos que han vivido las Bienaventuranzas y ahora adoran el Rostro del Señor “El Tres veces Santo”.
"Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros."





    Día 2 de Noviembre. Conmemoración de los Fieles Difuntos    

El Día de los Difuntos es el día designado en la Iglesia Católica para la conmemoración de los difuntos fieles. La celebración se basa en la doctrina de que las almas de los fieles que al tiempo de morir no han sido limpiadas de pecados veniales, o que no han hecho expiación por transgresiones del pasado, no pueden alcanzar la Visión Beatífica, y que se les puede ayudar a alcanzarla por rezos y por el sacrificio de la misa.
Por eso la Comunidad Monástica reza por todas las almas para que pronto estén ante la presencia de Dios Padre misericordioso.





Tiempo de Adviento


BREVES MEDITACIONES PARA EL TIEMPO DE ADVIENTO
MADRE MERCEDES DE JESÚS EGIDO, MONASTERIO DE ALCÁZAR DE SAN JUAN
MEDITACIÓN PRIMERA ¡¡CAMBIO!!

Lectura: Se toma del libro del Oficio de Lectura del lunes de la primera semana desde el comienzo, sólo el primer punto.

Reflexión:
1º El año litúrgico cristiano que comienza con el Adviento, rememora o revive el Plan divino de la Salvación, desde la Creación hasta la Encarnación de Dios, y desde ésta, hasta la venida del Señor, (Parusía).



    Día 8 de Diciembre. Solemnidad de Nuestra Madre Inmaculada    

La belleza de María Inmaculada nos descubre a todos la belleza y armonía de nuestra creación. Nos recuerda nuestras raíces santas, de dónde venimos y a dónde vamos, hacia Dios.

Ella, además, nos da la certeza de que la redención de Cristo que a ella la preservó del pecado original, en nosotros se convierte en fuerza santificante que nos limpia de él y preserva de caer en otros pecados. Esta es nuestra creencia firme.





    Día 25 de Diciembre. Natividad de Nuestro Señor Jesucristo    





    Bautismo del Señor    

Cristo de sumerge en el Jordán. Él, el Cordero de Dios, sin mancha, se abaja poniéndose en la fila con los pecadores y toma sobre sus hombros el pecado del mundo. El Padre proclama que es su Hijo muy amado y el Espíritu Santo en forma de paloma se posa sobre Él.

Después es empujado por el Espíritu al desierto, solo en presencia de su Padre, Jesús es tentado y vence al Tentador como un anuncio de su victoria pascual sobre la muerte y el pecado.





    Solemnidad de Pentecostés    

Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de sabiduría:
dame mirada y oído interior
para que no me apegue a las cosas materiales,
sino que busque siempre las realidades del Espíritu.
Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de amor:
haz que mi corazón siempre sea capaz de más caridad.
Ven a mí, Espíritu Santo,
Espíritu de verdad:
concédeme llegar al conocimiento
de la verdad en toda su plenitud.
Ven a mí, Espíritu Santo,
agua viva que lanza a la vida eterna:
concédeme la gracia de llegar a contemplar
el rostro del Padre en la vida
y en la alegría sin fin. Amén.





< Volver     Subir ^ Aviso Legal    LSSI    2017 © monjasconcepcionistas.com (España)